Buenos días familia

Hábitos saludables, empezar el año con buen pie

Tener una vida saludable influye de manera directa en tu bienestar y calidad de vida. Y conseguirlo depende, en buena medida, del estilo de vida y de tus hábitos diarios. En este post voy a explicarte las principales recomendaciones para poder llevar una vida saludable.

Recomendaciones para un estilo de vida saludable:

1.   No fumes

  • Una vida saludable es una vida sin tabaco. Fumar es una causa conocida de cáncer, enfermedad cardiovascular, complicaciones del embarazo y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, entre otros muchos más problemas de salud.
  • Así que dejar de fumar es probablemente lo más importante que una persona fumadora puede hacer para mejorar su salud y así también la de las personas que la rodean. Si estás pensando en dejar de fumar, ¡enhorabuena!
  • ¡Se puede dejar de fumar! Aquí puedes encontrar claves para conseguirlo.

2.  Cuida tu alimentación:fruta

  • Una buena alimentación mejora el rendimiento físico y psíquico y protege contra las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y otros trastornos crónicos.
  • Come variado, con moderación y de manera equilibrada.
  • La combinación adecuada de alimentos se representa en la pirámide de alimentación saludable, que aconseja sobre las proporciones de los diferentes alimentos que han de incluirse a diario.
  • Entre los alimentos que deben ser de consumo diario, y que se incluyen en la base de la Pirámide de la Alimentación Saludable, están el pan, la pasta, el arroz, las patatas, legumbres, verduras, hortalizas, frutas, aceite de oliva, frutos secos, leche y derivados lácteos bajos en grasas (desnatados o semidesnatados) y aceite de oliva.
  • Sigue una alimentación de tipo mediterránea, que disminuye el exceso de colesterol en sangre y es fundamental para la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiocirculatorias.
  • Para seguir una dieta mediterránea, debes tener en cuenta los siguientes consejos:
        • Haz entre 3 y 5 comidas al día, que se complementen entre ellas.
      • El desayuno no debe faltar en tu día a día. Debe ser completo, con lácteos  bajos en grasas, cereales (pan, galletas,…) y fruta fresca (entera, troceada, zumos…).
      • La comida y la cena han de ser comidas complementarias y debes evitar repetir los alimentos y forma de preparación.
      • Potencia el consumo de frutas, verduras y  hortalizas.
      • Incluye con frecuencia las legumbres y los frutos secos.
      • Consume preferentemente productos frescos, locales y de temporada.
      • Prioriza el consumo de pescado y modera el de carnes, especialmente las más grasas. El huevo puede ser una buena alternativa a la carne o el pescado. Limita la cantidad de huevos a un máximo de tres por semana.
      • Valora las ventajas de las variedades integrales. Consume diariamente alimentos con un alto contenido de fibra.
      • Escoge, siempre que sea posible, el aceite de oliva para cocinar o para aliñar.
      • Prioriza el agua frente a otras bebidas. El consumo recomendado es de uno a dos litros de agua al día.
      • El consumo de vino es opcional, sólo para adultos, con moderación durante la comida y en el contexto de una alimentación equilibrada.

Puedes consultar más información en la Guía de la alimentación saludable editada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

3.    Realiza actividad física

  • El sedentarismo aumenta el riesgo de sufrir diversas enfermedades.
  • Te conviene  realizar ejercicio físico moderado durante un mínimo de 30 minutos al día, durante cinco o más días por semana. Los niños y adolescentes necesitan 60 minutos al día de actividad física moderada como mínimo.
  • Si no tienes tiempo para hacer 30 minutos seguidos, puedes ir sumando minutos activos a lo largo del día.
  • Escoge las actividades que más te gusten. Lo ideal es incorporar el ejercicio físico a la actividad habitual. Te propongo múltiples ejemplos:
        • Desplázate a pie, en bicicleta o en patines para ir al trabajo, al colegio o a comprar.
        • Sal a caminar, haz tus encargos a pie.
        • Sube por las escaleras en lugar de coger el ascensor en casa o el trabajo o por  las escaleras mecánicas en el metro.
        • Aparca el coche un poco más lejos de los que te es habitual.
        • Bájate del bus o del metro una o más paradas antes y ves a buscarlo una o más paradas más allá.
        • ¡Baila!
        • Haz bicicleta estática o cinta mientras miras la TV.
        • Realiza excursiones por la ciudad o la naturaleza con tu familia.
      • Limita el tiempo que dedicas a ver la TV.
  • Convierte el estilo de vida activo en un hábito. ¡Acostúmbrate a ser una persona activa!

4.    Consigue y mantén el peso adecuado.

El peso saludable está en función de las características de cada persona (edad, sexo, complexión…). Para llegar a tu peso saludable son imprescindibles: tener una alimentación variada y equilibrada y la actividad física habitual. Tus profesionales sanitarios de referencia pueden ayudarte a confeccionar una dieta adecuada en tu caso en caso necesario… ¡Y ten especial cuidado con las dietas milagro que puedas encontrar por internet u otras fuentes!

5.     Evita el consumo de alcohol

  • El consumo de vino y cerveza puede hacerse sólo por adultos y con moderación.
  • El con­sumo moderado de vino, cerveza y de otras bebidas alcohólicas fermentadas de baja gradua­ción (sidra y cava), disminuye el riesgo cardiovascular y te protege de algunas otras enfermedades. Sin embargo, el consumo abusivo de estas bebidas puede incrementar el riesgo de otras enfermedades y de accidentes, y nunca deben tomarse durante el embarazo, la lactancia o en la infancia.
  • Puedes consultar más información sobre el alcohol aquí.

Y por último decirte que el orden de los factores no altera el producto, o sea que puedes empezar por cualquier punto. ¡Seguro que saldrás ganando!

Dra. Marta Puig.

Comentarios

Deja un comentario

Me parece un post muy interesante y adecuado para estos días. Así podemos tener unas pautas para poder seguir este año. También he encontrado muy interesante el enlace para dejar de fumar….Eso si es un propósito

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.