Buenos días familia

¿Mandaleamos?

Parten del círculo, se adentran o se alejan de él, pero no importa. Ellos deciden qué pintar, cómo pintarlo, qué orden seguir y cuando terminar. Sencillamente se dejan sentir y observan detenidamente qué les ofrece aquel curioso círculo repleto de formas geométricas, figurativas o simbólicas que tienen delante.

La palabra Mandala significa, en sánscrito, “pensamiento contenido dentro de un círculo” y es una de las técnicas que budistas e hinduistas usaban para poder centrarse, para comprenderse a ellos mismos y llegar así a un estado de relajación profundo.

niños y mandalasTendríais que ver los maravillosos efectos que los Mandalas generan en los niños. Millones de beneficios se han destacado de la práctica de esta técnica: fomenta la creatividad, desarrolla la concentración y el aprendizaje, equilibra los dos hemisferios, mejora el descanso y el sueño, estimula su imaginación, favorece la libre expresión de su mundo interior, de sus pensamientos, de sus ideas, de sus estados de ánimo y les enseña a comprender cómo se relacionan con su entorno. Incluso en casos en que los niños atraviesan situaciones emocionales complicadas, como temores nocturnos, acosos escolares, ansiedad, fobias o experiencias traumáticas en general, los Mandalas les ayudan a que esos problemas vayan desapareciendo del subconsciente, transformándose poco a poco y modificando esos estados emocionales o reacciones que tanto les inquietan. Se convierte en un medio de autoterapia.

¿Y lo habéis probado en familia? ¡Dibujad un gran Mandala y coloreadlo entre todos! ¡O bien, hacedlo con flores, con plastilina, con ropas, con comida…con lo que se os ocurra! ¡Dejad que la creatividad y la calma os abrace y disfrutad, simplemente disfrutad!

¡Os dejo algunos modelos para empezar, ya no hay excusa!

https://picasaweb.google.com/115934074609226980525/MandalasParaNinos2?feat=flashalbum#5573353585114689474

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.