Cuídate con mucho gusto

Cuidate con mucho gusto

¡Buenos días! Soy Montse, hoy empiezo con este espacio donde podréis encontrar temas sobre Nutrición, Salud y Bienestar. Espero que os “alimente” de ideas sanas. Soy una apasionada de mi profesión y me gustaría crear una comunidad con vosotros, compartiendo lo que he aprendido en mi trabajo y experiencia diaria.

Hace unos días, escuchaba algunas frases sobre los propósitos personales para mejorar los hábitos alimenticios, una decía: “Preparar y compartir la comida es el secreto de la felicidad alimenticia”, otro comentaba “Voy a hacer un esfuerzo para comer más manzanas, peras y naranjas”, alguien muy joven afirmaba “Voy a ser consciente de lo que como cada día” y una amiga se animaba a decir “Mi  propósito de una alimentación saludable es probar una receta nueva, elaborada con productos de la huerta, por lo menos, cada semana”.

Me quedé con la idea de  “ser consciente de lo que como”, o lo que es lo mismo, prestar atención a lo que se come y cómo se come, porque independientemente del interés en los nutrientes, las cantidades, el equilibrio y el sabor, también es importante entender los motivos que te llevan a elegir un alimento u otro.

La práctica de prestar atención te ayuda a reconocer tus hábitos a la hora de comer. Si te centras en ello, tienes la opción de empezar a ser consciente de lo que te motiva y lo que te desanima cuando te propones llevar un estilo de alimentación saludable.

Hazte estas tres preguntas, ¿Por qué comes lo que comes?, ¿Cómo comes y cómo te sientes después de comer? y ¿Qué actitudes tienes hacia la actividad física? A medida que te vuelves más consciente de tu cuerpo, sentimientos, pensamientos y realidades, reconoces qué te impide o te incita a tomar un tipo de comida. Eso te ayuda a darte cuenta de lo que tienes que hacer y el apoyo que necesitas para lograr un estilo de vida saludable, el cambio es de dentro hacia fuera.

Si prestas atención y aprendes a tener en cuenta hábitos que te hacen sentir bien… ¡Aprenderás a cuidarte con mucho gusto! Aquí intentaré darte algunas claves para que puedas llevarlo a cabo y además, para que lo hagas disfrutando del sabor.

Para finalizar, os dejo algunos consejos que nos ofrece el libro  “Savor: Mindful Eating, Mindful Life” de la Dra. Lilian Cheung, Directora de Comunicación de la Salud de la Universidad de Harvard:

    • Reserva tiempo para compartir la comida o la cena con los tuyos y si tienes niños que se encargen de decorar la mesa.
    • Escoge alimentos y bebidas que sean sanos y buenos para el planeta.
    • Al servir y comer, céntrate en colores, olores, y texturas.
    • Mastica bien y come despacio.
    • No te saltes las comidas y bebe líquidos para hidratarte, favorecen el transporte de nutrientes y mejoran la lubricación de las articulaciones.
    • Duerme satisfactoriamente, esto es vital para reponer energías.
    • Crea un entorno que apoye la alimentación saludable y la vida activa.
    • Dedica un tiempo cada día a practicar una actividad física , idealmente una hora. El ejercicio tonifica la mente, alivia las tensiones y divierte.

¡Hasta aquí mi post de hoy!

Te espero en el próximo con más información sobre nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.