Cuídate con mucho gusto

Las maravillas de la avena

La avena, es un cereal con importantes propiedades nutricionales, un excelente sabor y  efectos beneficiosos para la salud. Entre otras cosas, nos ayuda a controlar el apetito, a regular los niveles de colesterol y a regular el sistema nervioso. Vamos a profundizar un poco más.
La avena, como cualquier otro cereal, es rica en hidratos de carbono, pero su contenido en proteínas, grasas, vitaminas y minerales, es mayor que en otros cereales más habituales en nuestra dieta como el trigo.
Tiene un alto contenido en almidón, que es un hidrato de carbono complejo que proporciona energía duradera. También es rica en fibra, principalmente soluble, responsable de varias de sus propiedades beneficiosas para la salud. El alto contenido en fibra de la avena hace que sus hidratos de carbono se absorban muy lentamente, ayudando a controlar los niveles de azúcar en sangre y favoreciendo una sensación de saciedad más duradera que cuando se consumen otros cereales, con lo que ayuda a controlar el apetito. (Os recomiendo que leáis el post anterior que escribí sobre la fibra ).
La fibra soluble forma una especie de gel que lubrifica y suavizan el tracto intestinal, haciendo de la avena un cereal perfecto para las personas que tienen problemas digestivos. Los Betaglucanos (parte de la fibra soluble de la avena) han demostrado tener un efecto regulador del colesterol: el consumo de 3 g de Betaglucanos al día ayudan a mantener unos niveles de colesterol normales.
Los copos de avena son ricos en proteínas, que al combinarlas con legumbres, frutos secos o leche, pueden sustituir perfectamente a otras proteínas más completas como las de la carne, el pescado o los huevos. La avena tiene más del doble de grasa que el trigo. Se trata de grasas saludables, fundamentalmente insaturadas, ricas en ácido oléico, un ácido graso esencial de la familia omega 6. También contiene lecitina, que participa en el buen funcionamiento del sistema nervioso y ayuda a regular el colesterol. Es rica en vitaminas del grupo B, principalmente B1, vitamina esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Además la avena aporta minerales como el fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro. La avena también contiene una sustancia llamada avenina, que tiene un efecto sedante sobre el sistema nervioso. Todas estas propiedades nutricionales hacen de la avena un alimento muy adecuado para aquellas personas con problemas nerviosos, de ansiedad, falta de sueño o estrés.
La avena se comercializa en forma de copos, como parte de preparados de muesli, en galletas , bizcochos, bebida de avena , y también puedes encontrar el salvado de avena  por separado. Las posibilidades de consumo son muy variadas: puedes tomar los copos de avena  mezclados con leche y obtendrás un desayuno completo, que te aporta proteínas de muy buena calidad y energía duradera para toda la mañana, si tienes problemas de estreñimiento te recomiendo que añadas, además, una cucharada de salvado de avena. Si dejas los copos a remojo la noche anterior serán aún más digestivos. Puedes cocer los copos de avena con leche o bebida de avena y si le añades un poco de canela y una cucharadita de miel obtendrás una crema deliciosa, que saciará tu apetito y tus ganas de dulce y mantendrás el hambre a raya durante varias horas. También puedes prepararte un bol de avena con frutos secos, pasas y yogur, como el muesli con frutas y germen de trigo DIET Rádissson , lo que te proporcionará energía y proteínas completas perfectas para realizar después un esfuerzo físico importante. En Diet Radisson puedes probar nuestras nuevas Morenitas de avena, con todas las propiedades de este maravilloso cereal y el sabor delicioso de siempre. Como ves las opciones son casi infinitas.
¿Qué, te animas a incluirla en tu dieta? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.