Cuídate con mucho gusto

¿Roscón o no roscón? esa es la cuestión

Cada año se repite la misma liturgia, el día 6 de enero es el turno del roscón de Reyes. Pero, ¿por qué no ser original y sustituirlo por otras opciones donde incluir también el haba y la sorpresa? Hay otras alternativas a los roscones de Reyes, una manera diferente de acabar la Navidad, esta época tan repleta de tradiciones que se repiten año tras año. (LEER MÁS)
Y es que, si estás cansado de terminar la Navidad comiendo siempre lo mismo. Si el roscón de Reyes no es santo de tu devoción. O si quieres terminar estas fiestas incluyendo en casa una tradición menos dulce y más sana después de la ingesta de calorías de estos días, te recomendamos tener en cuenta otras alternativas a los roscones de Reyes donde incluir también la tradicional haba y la sorpresa. Y ya sabes, a quien le toque el haba, le toca innovar el año siguiente con otra alternativa diferente.
Ves pensando en donde vas a esconder el haba y la sorpresa en un delicioso bizcocho de naranja elaborado junto a un producto tan navideño como son las nueces. Solo necesitarás harina integral, aceite de oliva, zumo de naranja, ralladura de la piel de una naranja, azúcar integral o azúcar moreno y 240 ml de leche. Las nueces, cómo no, para decorar. ¡Quien encuentra dentro el haba, hace el postre el año que viene!
La tarta de manzana es otra rica alternativa al roscón de Reyes. ¿Quién se puede resistir al sabor de este tradicional postre? Pero en esta ocasión vamos a seguir una receta también diferente y más original y para la cual necesitaremos, nueces y dátiles que trituraremos en un molde y dejaremos en la nevera alrededor de una hora para formar la base. Y encima, la manzana rociada de zumo de limón y espolvoreada con un poco de canela. Insuperable.
Para los amantes del chocolate, una opción es esconder el haba y el regalo en el interior de un bizcocho de chocolate y plátano. Para elaborar este rico postre, solo necesitarás un plátano grande que cortar en rodajas y colocar en un recipiente grande, añadir un vaso de azúcar moreno, otro de leche de almendras, medio vaso de aceite de oliva, cacao en polvo y canela. Aparte mezclamos la harina y la levadura, y tamizamos. Lo mezclamos todo y lo ponemos en un molde de horno untado de aceite de oliva. ¡No habrá quien se resista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.