Cuídate con mucho gusto

Acidez en el embarazo.

shutterstock_223004068

Como aliviarlo con remedios naturales

La acidez estomacal es un síntoma frecuente en el embarazo, especialmente a partir del 3r mes, pues el lugar que ocupa el bebe provoca que los órganos digestivos tengan menos espacio y los jugos gástricos estén más cerca de la boca del estómago y causen esa sensación de acidez.
Aquello que comemos puede agravar la situación, pues si lo que tomamos es difícil de digerir, hace que sea necesaria una mayor acción de esos líquidos estomacales y precisa más tiempo en el estómago.

Comer alimentos fácilmente digeribles:
Los alimentos con abundantes grasas son los más lentos de digerir, seguido por los ricos en proteínas; mientras que los hidratos de carbono (cereales, harinas, etc.) y los alimentos líquidos son digeridos con más facilidad.
También es importante como combinas los alimentos, pues si tomas dos grupos de alimentos distintos (proteínas y carbohidratos o grasas y proteínas, etc) estamos dificultando el proceso digestivo.
El tipo de cocinado también hace los alimentos más o menos fáciles de digerir. Los alimentos crudos están cargados de vitaminas y otros nutrientes, pero a la vez son más difíciles de digerir. El cocinado, sobre todo si es largo y a altas temperaturas, hace que los alimentos sean más fáciles de digerir; aunque también es verdad que tienen menos vitaminas porque éstas son vulnerables al calor.
Así pues, es conveniente que si durante el embarazo sufrimos problemas de acidez, prioricemos los alimentos más digeribles, usemos cocciones más largas y comamos pequeñas cantidades aunque de forma más frecuente. Así vamos a dar tiempo al estómago a asimilar todos los alimentos sin colapsarlo con muchos nutrientes a la vez. Es mejor poco y a menudo.

Masticar muy bien:
El proceso de digestión empieza en la boca, con la salivación y la masticación. Es muy importante tomar el tiempo necesario para masticar bien el alimento antes de tragarlo, así facilitamos el proceso digestivo y además podemos aprovechar mucho mejor todos los nutrientes.

No beber en exceso en las comidas:
Cuando se tienen la sensación de acidez, solemos beber agua para ver si nos calma, pero en realidad esto no nos beneficia pues hace que el estómago esté más lleno y sea más fácil tener reflujo.

Remedios caseros:

Las embarazadas deben tener mucho cuidado con los productos farmacéuticos; también con los antiácidos, especialmente los que contienen bicarbonato sódico, pues pueden agravar la retención de líquido. Hay alternativas naturales, no químicas, que permiten aliviar los síntomas de acidez.
Antes de comer, un buen protector estomacal, es el zumo de patata cruda. Se vende envasado en dietéticas, pero si tienes una licuadora de calidad lo puedes hacer en casa rápidamente. Hay que tomarlo un rato antes de comer para que se consiga el efecto.
El agua de coco, que ya podemos encontrar envasada a la venta en distintos establecimientos, también es un antiácido natural; se nota el efecto de inmediato.
Otro alimento líder en buenas digestiones es la avena. En especial, la crema de avena o porridge son dos platos muy digestivos que sientan de maravilla.

El embarazo es una de las mejores etapas de la vida, pero es cierto que a veces nos da algunos problemillas. Debemos tratar de conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo y poder actuar de la manera más respetuosa para que pueda hacer sus funciones correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.