Cuídate con mucho gusto

Aperitivos sanos y divertidos

aperitivos saludables

Tomar un aperitivo o hacer el vermut con los amigos y familiares es bueno para la mente, pero ¿lo es para el cuerpo? Los procesados que solemos consumir, como por ejemplo los típicos cacahuetes o patatas, son ricos en sal, azúcar, aceites de mala calidad y en general con muchas grasas saturadas. Así que no son nada recomendables. ¡Pero eso no quita que podamos conseguir comer aperitivos sanos y divertidos! Existen alternativas a las patatas fritas, al kétchup y a los frutos secos salados. Aquí te proponemos algunas ideas:

  • Aperitivos naturales:

Tenemos a nuestra disposición alimentos que de por sí ya nos sirven como aperitivos y que, por lo tanto, no nos suponen ningún proceso culinario. Las mejores opciones son los frutos secos sin tostar ni salar o las aceitunas. También podemos hacer preparaciones rápidas como pueden ser las brochetas, que nos permiten infinitas combinaciones. Por ejemplo, tomates con tofu aliñadas con aceite de oliva virgen.

  • Preparaciones sencillas:

Como alternativa a las patatas fritas, podemos hacer chips de verduras o algas.

En el caso de las verduras, es tan fácil como cortar las verduras en rodajas muy finas e introducirlas en el horno a 60 ºC, hasta que se desequen. Se pueden consumir solas o espolvoreadas con alguna especia como el cardamomo.

Para hacer las chips de algas, las cortamos en cuadrados, las freímos en aceite de oliva virgen extra y, una vez escurridos, añadimos condimentos al gusto, como pimienta y unas gotas de limón.

También podemos preparar espárragos trigueros crujientes. Para ello, sólo tenemos que rebozarlos en harina (por ejemplo, de garbanzo), huevo y pistachos picados y hornearlos durante 10 minutos a 200 ºC.

Las pipas de calabaza o de girasol son excelentes para estos encuentros, y si solas te parecen sosas, las puedes tostar en la sartén y añadir un poco de salsa de soja.

Ya no tienes excusa. Lánzate a preparar este tipo de aperitivos sanos y en cuanto los hayas preparado un par de veces verás que no es complicado. Tu cuerpo (y el de tus amigos o familiares) te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.