Cuídate con mucho gusto

Meriendas rápidas y sanas que prepararle para la salida del cole

meriendas saludables y ricas dietradisson

La merienda, esta comida que tanto cuesta hacer bien. Si nos la saltamos porque no tenemos tiempo o hemos comido demasiado tarde, ya no estamos cumpliendo con las comidas recomendadas al día. O por el contrario, si la hacemos, solemos tirar de procesados dulzones y nada saludables.

Cómo conseguir merendar sano de manera fácil y rápida; así conseguir las 5 ingestas recomendadas, y evitar comer procesados o atracar al chocolate o al queso de la nevera porque tenemos hambre mientras hacemos la cena, por culpa de no haber merendado. Tenemos buenas noticias: ¡es posible! En la entrada del blog de hoy te contamos  2 trucos con 10 ideas que te pueden ayudar.

meriendas ricas y rápidas dietradisson

PRODUCIR A LO GRANDE y evitarás comprar procesados o comida hecha.

En la organización de la casa, funciona muy bien tener un horario donde cada día puedas hacer alguna tarea doméstica. En ésta lista incluye el cocinar como una tarea más. Es verdad que la cocina nos roba tiempo diario para preparar las comidas al momento, pero también puedes dejar comida preparada en el frigorífico; hay muchos platos que se conservan bien y no hay más que calentarlos en el último momento. Así que dedica un par de horas a hacer algunas recetas que te solucionaran las meriendas, por ejemplo:

  • Tortitas de salvado de avena: las caseras son muy fáciles y puedes hacer a la sartén muchas unidades a la vez. Las guardas en una fiambrera en la nevera y vas sacando las que necesitas cada día.
  • Crepes de trigo sarraceno: igual que las tortitas, puedes tener la masa hecha y hacerla a la sartén en el momento, o bien las tienes hechas y las guardas. Si te apetece puedes servirlas calientes con miel, sirope o crema de algarroba dándoles una vuelta y vuelta rápida para darles calor o un punto de microondas.
  • Granola: esta mezcla horneada de copos de cereales con frutos secos y deshidratados, se puede hacer en grandes cantidades en la fuente del horno y luego lo guardas en un bote de cristal que cierre hermético y dura muchísimo. Luego lo puedes comer con yogur o con licuados vegetales o también dentro de tus batidos o cremas de avena.
  • Paté vegetal: recetas facilísimas y de aprovechamiento de restos de verdura y legumbres que quedan en la nevera. Ideal para untar en el pan o a las tortitas.
  • Yogures vegetales caseros, como por ejemplo el de anacardos con semillas de chía de Diet Rádisson que es nutritivo y si los haces con tiempo las semillas en remojo actuaran como mucílago y crearan esa textura mas solida ideal para comer como yogur.

PRÁCTICO DE LLEVAR para que no tengas que ir al bar.

Comer sano, a pesar de no estar en casa es posible si previenes tu organización diaria y te llevas de casa lo que puedes comer. Ademas debe ser un formato práctico de comer aunque tengas que hacerlo de pie, en el metro o delante del ordenador. Lo único que necesitas es que sea de fácil comer y transportar. Algunas ideas:

  • Una bolsita con una mezcla defrutos secos y deshidratados. Puedes elaborarla en casa comprando a granel lo que te apetezca mas. En la variedad está el poder nutricional: cacahuetes, anacardos, almendras, avellanas, nueces del brasil… con dátiles medjoul, higos secos, pasas, orejones, bayas de goji…
  • Batido de frutas y verduras con copos de cereales de Diet Rádisson y semillas triturados. Lo que tienes que tener en cuenta es que hay que guardarlo en un tarro que sea opaco y no le entre más oxigeno, así se oxidará menos y también les puedes añadir un poco de zumo de limón que actúa de conservante natural. Será mejor si tienes la posibilidad de mantenerlo al frigorífico en tu sitio de trabajo; aunque en invierno no es imprescindible.
  • Tortitas de maíz o de arroz hinchado o pan integral con con paté vegetal o mermelada de frutos rojos con semillas de chía. Se conserva bien, es fácil de llevar y de comer y son una buena alternativa a los embutidos, patés de hígado animal o mermeladas con azúcar.
  • Tarros de cristal con fruta y verdura: no tires mas los tarros de cristal de las conservas, son geniales para llevar comida. Si tienes que pasar todo el día fuera, lo puedes triturar y hervir al baño maría para que se conserve perfectamente sin nevera. Solo necesitaras una cuchara y va a ser de fácil digestión. Si no va a pasar mucho tiempo desde que lo preparas hasta el momento de tomarlo puedes hacer pequeños trozos de fruta y verdura con un poco de vinagre de umeboshi o zumo de limón. Te recomiendo estas combinaciones:
    • Remolacha con hojas de albahaca , fresas y frutos del bosque.
    • Zanahoria con hojas de albahaca, naranja y mandarina.
    • Piña con hojas de menta, manzana y espárragos trigueros laminados.
  • Verdura deshidratada: consiste en hacer lonchas finas de verduras con una mandolina o un pelador y deshidratarlas. Si tienes deshidratadora genial, sino puedes probar a hornearlo a 63 ºC durante alrededor de una hora. Puedes hacerlo con verduras de raíz de remolacha, zanahoria, chirivía, nabo blanco, rabanillos, patata, boniato… O también puedes probar con hojas verdes, la col Kale es una excelente opción; corta el tallo y empapa las hojas con aceite con los dedos y después del horneado tendrás un tentempié crujiente riquísimo.

Imaginación al poder para comer sano. No hace falta ser un gran chef ni comprar demasiadas cosas. Estas meriendas son simples y económicas, solo basta con organizarse y ¡a disfrutar de comer practico y sano!

Meriendas sanas y rápidas dietradisson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.