Mens sana in corpore sano

Yoga, mucho más que una práctica física

“Yoga es un arte, una ciencia, una filosofía. Afecta a todos los niveles de la vida humana, tanto física, mental como espiritualmente. Es un método práctico para dar sentido a la propia vida convertirla en útil y noble. Con el yoga sucede lo mismo que con la miel, que es siempre dulce, sea de la parte del panal que sea.” BKS Iyengar

Dentro de este espacio que DIET Rádisson me cede para hablar de una vida saludable en toda su amplitud, hoy voy a hablar del Yoga, algo que empezó como un mero ejercicio físico y que se ha convertido en una forma de vida para mi.

El yoga ha cambiado mi vida, me ha aportado paz, me ha equilibrado mental y físicamente y ha influido directamente en la forma en como me relaciono con el mundo y con la gente que me rodea, me ha dado nuevos amigos con los que me une algo mágico y  podría decir sin duda que el yoga me ha vuelto mejor persona.

No quiero ser pretenciosa e intentar explicar aquí, yo que soy una simple sadhaka (aprendiz), las claves de esta ciencia espiritual milenaria. Intentaré simplemente explicar un poco mi historia y dar mi punto de vista.

Llegué al yoga por casualidad, me había cruzado muchas veces con él, en la India sobretodo, pero posiblemente no era el momento. Después de ser madre por primera vez, y tras años de deporte aeróbico, entré por probar en una clase, de eso hace unos 5 años.

Me enganchó su vertiente física, muy diferente a lo que me imaginaba: el dinamismo de los saludos al sol y el trabajo de las posturas más estáticas. Vi un camino por el que avanzaba y que me iba a permitir mejorar mi flexibilidad, mi fuerza y quien sabe si lograría algún día reducir mi estrés. Marta, mi profe me dejo apuntes para poder practicar en verano y seguí avanzando. Nos mudamos y en el nuevo gimnasio, el DIR de Gracia, volví a encontrar a Marta, y  la seguí a Yoga One , donde ahora practico.

Una noche de insomnio, hablando con una amiga por facebook, le dije que quizás podría hacer un curso de yoga más intenso y …”casualidad” unas horas después me llegó un email anunciando el próximo curso de profesores.

Durante un año he aprendido de grandes maestros tanto teoría como práctica, y lo más importante el yoga en toda su fuerza ha entrado en mi vida: intento que sea mi guía en todo lo que hago, que los 8 pasos del yoga * estén cada vez más presentes  en mi conducta cotidiana. Los yamas y los niyamas, sencillas pautas sobre como relacionarte con el mundo y contigo mismo, practico prácticamente cada día, movilizo mi energía con ejercicios de respiración o Pranayama y estoy tomándome ya en serio la meditación.

¿Y todo eso que me aporta? Me aporta paz interior, estoy mejor físicamente, tengo una visión diferente de la vida, las relaciones y lo espiritual, tengo más paciencia y un montón de beneficios más que tardaría horas en escribir.

Definir que es el yoga me resulta una tarea difícil… es más fácil empezar por lo que no es: no es una religión de hecho es compatible con cualquiera que sea la religión que profeses. No es un práctica física, las ásanas (las posturas) son tan sólo uno de los 8 pasos del yoga. No es tampoco una técnica de meditación, es otro de los 8 pasos.

Muchos asiduos a los gimnasios perciben el yoga como una clase en que la gente hace estiramientos y respiración, que sirve para reducir el estrés y para los que no se quieren cansar, y también… pero no entres en una clase de Asthanga su dinamismo la hace difícil de seguir si no estás en gran forma… Aun así, tiene una gran diferencia con el resto de ejercicio físico que puedas practicar, como dice el sabio maestro Andrei  “en el resto, tú le exiges a tu cuerpo, en el yoga, tú le das a tu cuerpo”.

A través del yoga intentas controlar el ego, trabajar el desapego a lo material, practicar la acción desinteresada, si y a veces te pones cabeza abajo y haces posturas imposibles… y es increíble pero te relajas en ellas.

Os invito a los que no lo hacéis ya a practicar yoga, especialmente en los tiempos actuales de cambio constante donde a menudo nos sentimos perdidos.

Para acabar voy a parafrasear a mi amiga y maestra Mariona (Yogasfera.com)  en dos líneas que resumen a la perfección todo de lo que he estado hablado:

“Yoga es un estado de calma que con la  ayuda de la respiración consciente podemos sentir prácticamente desde la primera práctica , es entonces un proceso de crecimiento personal que nos acompañará toda la vida y nos hará más felices. “

 Pati

*8 pasos del Yoga: yamas y niyamas (base ética); asana (posturas físicas); pranayama (control de la respiración y energía), pratyahara (retirada de los sentidos hacia la mente), dharana (concentración), dhyana (meditación), samadhi (estado de plenitud).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.