Mens sana in corpore sano

Yo decido ser simple

1) La simplicidad voluntaria es un movimiento que defiende eliminar todo lo superfluo e innecesario en nuestras vidas para liberar tiempo y recursos para una vida más consciente y plena. 

2) La simplicidad voluntaria es la suma de anticonsumismo, ecología y cuidado de la salud. 

3) La simplicidad voluntaria consiste en hacer espacio en la vida de uno para lo esencial : las cosas que nos gustan y las personas con las que queremos estar.

4) La simplicidad voluntaria valora el contacto con otras personas y el tiempo libre más que el consumo y la riqueza,  

 Estas definiciones nos dan una idea de lo que es este movimiento en inglés llamado “Simple Living” que cada día tiene más adeptos en todo el mundo y posiblemente  tantas formas de ser vivido como seguidores.

Dependiendo de la importancia relativa que le de cada uno a los diferentes elementos que la conforman se vive de forma diferente. Para unos puede ser más importante reducir el consumo , para otros la vertiente ecológica, también puede ser lo más relevante obtener más tiempo libre renunciando a sueldo y la reducción de gastos ser sólo una consecuencia.

Esta filosofía de vida, no es nueva, tiene miles de años; Lao Tse Tung hablaba de la importancia de no excederse ” Aquel que sabe lo que es suficiente , es rico” y  Platón y Aristóteles coincidieron con los budista en destacar el valor del equilibrio, hablando del camino del medio o del hombre sin excesos ni carencias. Tagore, los estoicos, obviamente Jesús , y más tarde cuáqueros o Amish comparten la filosofía de la simplicidad voluntaria.

En los últimos años, diferentes circunstancias han coincidido y han hecho despertar este deseo de sencillez , después de siglos dormido o escondido en los muros de alguna monasterios. Nos hemos dado cuenta de que los excesos tienen consecuencias, que estamos exprimiendo los recursos de nuestro planeta, que el éxito profesional no nos interesa a cualquier precio y que el modelo capitalista y el vivir por encima de nuestras posibilidades no es sostenible.

La sociedad está reaccionando.En algunos casos no hemos tenido más remedio que simplificar nuestra vida y nos hemos dado cuenta del inmenso poder que tiene. En otros la acción es totalmente voluntaria y se actúa conscientemente para reducir los deseos de comprar o de acumular. Estamos volviendo a valorar más el ser que el tener, cuidamos nuestro yo personal con yoga y  meditación y la simplicidad se valora incluso en terrenos artísticos o semi artísticos como la decoración . 

 Yo estoy haciendo mi camino hacia una vida más simple, con mis altibajos , mis incoherencias pero voy avanzando, y os invito a hacerlo también : por vosotros, por vuestros hijos y por la salud del planeta y de todos los que lo habitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.