Mens sana in corpore sano

Consejos para una vida más simple

Hay multitud de cosas que podemos hacer para simplificar nuestra vida, desde grandes cambios como pequeños gestos.Lo primero que os aconsejo es una reflexión sobre lo que más valoramos y lo que más tiempo nos quita para saber hacia donde queremos ir. 

1) Escribe quienes son las personas con las que te gusta estar, las que realmente son importantes para ti, valora si les dedicas suficiente tiempo y prioriza tu tiempo con ellas.

2) Haz una lista de lo que más te gusta hacer en tus momentos de ocio, que sean 4 o 5 cosas. Reduce al mínimo el tiempo libre que dedicas a todo lo que no este en la lista.

3) Analiza tu rutina diaria, escríbela y busca formas de simplificarla para liberar tiempo.

4) Piensa en las cosas que te provocan actualmente más malestar o te agobian, ¿puedes prescindir de alguna de ellas?.

Introduce nuevos hábitos que te ayuden en este proceso, parar y desconectar, recargarte de energía a traves del silencio , o del descanso es fundamental.

5) Desconecta de la tecnología una hora al día, podemos vivir sin móvil, internet , televisión… no hace tamnto que sólo teníamos una cadena y un teléfono fijo en el pasillo, dedica ese rato a cocinar, a jugar con tus hijos o charlar con tu pareja.

6) Dedica unos minutos de esa hora a parar tu mente, a meditar, si no estás habituado puedes empezar escuchando música, paseando tranquilamente, intenta no pensar en nada en concreto , concéntrate en la música o en el paseo.

 Lo material nos invade, nuestras casas, normalmente pequeñas, se llenan de cosas que no utilizamos y lo que si se pierde entre tanto por si acaso. Consejos para reducir nuestra carga material y no incorporar nyeva innecesaria.

7) Lista de los 30 días: si quieres comprar algo que no sea de primera necesidad, escríbelo en una lista , si al cabo de 30 días sigues pensando en comprarlo : hazlo, sino: olvídalo. (he encontrado este apunte en un blog americano y me ha parecido fantástico como método)

8) Revisa cajones y armarios periódicamente, recicla lo que no utilizas. En el caso de la ropa hazlo cada cambio de estación, lo que no te has puesto en toda la temporada, regálalo. Es muy sencillo, ponlo en una bolsa y llévalo a la parroquia de tu barrio o a alguna otra organización que le de una segunda vida.

También es importante simlificar nuestros gastos, el dinero cuesta mucho ganarlo y hay que gastarlo en lo que realmente necesitamos y en lo que es importante para nosotros.

9) Revisa periódicamente tus subscripciones y pagos mensuales, nipages por algo que no utilizas.

10) No compres si puedes alquilar

11) Intercambia: libros, ropa..

12) Busca entretenimiento educativo y gratis, hay montones de alternativas en tu ciudad: centros cívicos, talleres, fiestas populares..

Espero que estos consejos os sirvan, empecemos poco a poco, escoger los que os parace más fácil a plicar y poco a poco ir incorporando más, veréis cambios en vuestra vida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.