Mens sana in corpore sano

El placer de leer

Estas vacaciones he redescubierto el placer de sumergirte en una buena novela. Desengaños con Best Sellers y la cantidad de libros de yoga, filosofía y otros temas que tenía por leer me habían separado temporalmente de la lectura por puro placer.

No recordaba lo maravilloso que es dejarse llevar por una historia, hasta el punto que te parece formar parte de ella. Navegar por siglos pasados de la mano de personajes audaces, bucear en el corazón de atormentados amantes , transformarte en otros, trasladarte a soñados paraísos y temidos infiernos, llorar las perdidas y disfrutar los triunfos. Leer te permite vivir más vidas, ir más allá de tu tiempo y tu espacio, abrir tu mente a formas de pensar distintas, plantearte nuevas preguntas , encontrar algunas respuestas…

Escoger bien los libros es una habilidad que adquiere con el tiempo, equivocarte varias veces te lleva a desarrollar un sentido especial para detectar los que te van a cautivar. Yo me he llevado muchos desengaños con libros anunciados como la novela del siglo que tan sólo pasaban por la superficie de la historia y de los personajes, reconozco que  necesito profundidad en mi lectura. Me han defraudado por ejemplo, “La catedral del mar”, o “Un mundo sin fin ” o “EL juego del ángel”. En positivo , os voy a recomendar las dos novelas que más me han gustado del verano: una novela deliciosa, una trama bien hilada, fácil de leer, que te mantiene en vilo todo el tiempo “El jardín olvidado” de Kate Morton  y otra bien diferente, “Tokio blues” de Haruki Murakami, un libro de personajes que sufren, perfectamente perfilados, una historia de amor y dolor que te engancha desde la primera palabra.

¿Habéis leido este verano? ¿alguna recomendación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.