Mens sana in corpore sano

Procomún, de todos y de nadie

De quién es la poesía, la luz de primavera, los pájaros que cantan por la mañana, las canciones tradicionales… de todos y de nadie.

La primera vez que oí el concepto procomún fue asocia o a la creatividad, en el término creative commons. No dejó de sorprenderme que en una época en que los derechos de autor, por un lado tan justos, aveces se defendían hasta límites ridículos, hubiera creadores que doblaran sus “creaciones” a la sociedad en general, dentro del concepto del procomún. 

 

El  procomún, common en inglés, es según WIKIPEDIA “Se denomina bien comunal o procomún (de pro, provecho, y común) a un determinado ordenamiento institucional en el cual la propiedad está atribuida a un conjunto de personas en razón del lugar donde habitan y que tienen un régimen especial de explotación. De esa forma, ninguna persona individual tiene un control exclusivo sobre el uso y la disposición de un recurso particular bajo el régimen de procomún.” Es un concepto antiguo, conocida ya en las civilizaciones griegas romanas , pero que hoy en día adquiere un matiz muy diferente, por que ese conjunto de personas se trasnforma en todos, “El “procomún”, es un modelo de gobernanza para el bien común. La manera de producir y gestionar en comunidad bienes y recursos, tangibles e intangibles, que nos pertenecen a todos, o mejor, que no pertenecen a nadie”.

 

Bajo este punto de vista serían procomún todas esas cosas que no podemos considera propiedad nuestra sino las que podemos disfrutar con el “deber moral” de mantenerlo para las generaciones futuras y también recuperar lo perdido por generaciones pasadas  en la medida de nuestras posibilidades. Son pro-comun: la biodiversidad, las maravillas naturales, las semillas, Internet, el folclore, el agua potable, el genoma, el espacio público, etc. Cosas que muchas veces damos por hechas y que esc cuando vemos amenazas que las valoramos en su medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.