Mens sana in corpore sano

UN HALLOWEEN MÁS ECONÓMICO Y ECOLÓGICO

Cupcakes for a halloween party

Los disfraces terroríficos, las calabazas y las ganas de pasarlo bien ya no están presentes solo en Estados Unidos. La fiesta de Halloween se está abriendo un hueco cada vez más importante en Europa y también en nuestro país.

Actividades como el famoso ‘truco o trato’ por cada casa, las fiestas de disfraces de monstruos y brujas, las bromas y las películas de historias de miedo son ya un clásico reclamo.

Así que os propongo algunos consejos para hacer que la noche del 31 de octubre sea especial para pequeños y adultos, sin tener que gastar mucho dinero. El secreto está en las 3 erres: reducir, reutilizar y reciclar.

 Empezamos por la decoración. Y es que, Halloween nos da una oportunidad perfecta para redecorar nuestro hogar con manualidades diferentes. Prueba con el Upcycling. Es tan sencillo como coger un objeto que no utilices y transformarlo, por ejemplo, en un original complemento de decoración: las hueveras de cartón en murciélagos decorativos o las latas usadas en farolillos. Todo vale: escobas, trapos viejos, hojas secas… Tan solo deja volar tu imaginación y seguro que crearás el ambiente tenebroso que estás buscando.

 Respecto a los disfraces, puedes reutilizar tu propia ropa y reciclar algún complemento. Y sin darte cuenta tendrás tu disfraz de bruja, fantasma, vampiro… Los sistemas de trueque ecológico y solidario como el Freecycle o el Biotrueke aumentan las posibilidades de conseguir un traje sin gastar dinero.

 Puedes preparar también una eco merienda-cena de Halloween, con productos ecológicos y de temporada: calabazas, boniatos, castañas… te permiten elaborar platos sencillos, tanto salados como dulces.

 Y en cuanto a las chucherías intenta que los peques no abusen de las industriales y apuesta por hacer en casa caramelos o galletas con formas decorativas estilo Halloween o chocolates ecológicos y de comercio justo.

¿Estás preparado para tu Halloween verde? Te lo agradecerá tu bolsillo, tu salud y el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.