Mens sana in corpore sano

¿Cambio de año o cambio de instante?

Imagen

Nunca he sido muy amante de la Noche vieja, mi tendencia a pensar demasiado me hacía analizar lo que había pasado e intentar anticipar lo que el nuevo año nos podía deparar. Supongo que equivocadamente transformaba en algo trascendental un momento de fiesta, risas y compartir.

Este año tengo el propósito de vivirlo diferente, disfrutaré de la cena preparada con ilusión,  de la compañía , de los niños esperando las campanadas y las uvas, de las serpentinas porque vivir el ahora, centrarse en lo que está ocurriendo en cada instante es lo que realmente importa.

Perdemos muchos buenos momentos en el análisis del pasado e intentando proyectar el futuro, dándole vueltas a cosas que no van a cambiar o lamentándonos por no tener esto  o aquello en vez de disfrutar de lo que si tenemos y sacarle todo el partido posible.

Os propongo un propósito para el 2013, disfrutemos cada instante , amemos lo que tenemos, estemos orgullosos de nuestra vida y démosle valor… llegaran mejores tiempos , acabará la crisis, pero este momento, hoy y ahora pasará y no volverá, vivámoslo con intensidad sacándole todo el jugo a lo que nos ofrece y hagamos lo mismo con el siguiente y el siguiente y el siguiente…

Comentarios

Deja un comentario

Unas palabras muy acertadas Pati. Hemos de “saborear” el presente y no PRE-ocuparnos en exceso del futuro. Feliz entrada de año 2013!!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.