Mens sana in corpore sano

Las otras palabras tabú

shutterstock_246444736

Según la definición técnica una palabra tabú es “aquella que, en un contexto dado, se considera obscena, inadecuada o políticamente incorrecta; por consiguiente el hablante no puede proferirla sin correr el riesgo de desaprobación social”. Por este motivo se suelen sustituir por eufemismos : viejo/anciano, negro/de color, chacha/asistenta.

Pero existen en nuestra sociedad otras palabras tabú mucho más potentes, que no sólo provocan un cierto descontento sino que nos alteran el estado de ánimo, son las otras palabras tabú.

Las otras palabras tabú son aquellas que tienen tanta carga emocional  que esperamos nunca tener que oír , palabras que dan miedo y que nos pueden incluso bloquear.

 Hace unos meses viví como una palabra , puede transformar un diagnóstico con una probabilidad de curación del 90% en una condena a muerte, la palabra es… metástasis. Como el tema me tocaba muy de cerca y soy de naturaleza positiva, me informe de lo que es realmente un tumor metastático, y resulta que es un tumor secundario que se ubica en otro órgano diferente al primario. No es una masa extendida por todo el cuerpo ocupando múltiples órganos y de imposible curación (por desgracia en algunos casos si) pero en muchísimos otros es (como en el de mi ejemplo) un pequeño bulto único bien definido y de menos de un centímetro. La frase textual del cirujano fue : “lo quitamos y solucionado, muerto el perro se acabó la rabia” pero para la mayoría de la gente que oía la palabra eso no contaba. Cuando me preguntaban por como estaba la persona en cuestión y les explicaba el diagnóstico al oir la palabra metástasis… se paralizaban con el rostro desencajado y una mirada de “ Oh ¡!! Que horror!!” y en la mayoría de las ocasiones debían alucinar de verme no sólo tranquila sino incluso contenta por el diagnóstico.

Otras palabras tienen efectos similares; hace no demasiado sida era sinónimo de muerte, también cáncer , hoy hemos aprendido que eso no es así pero nos ha costado  años y muchos sufrimiento.

De esta experiencia una de las muchas cosas que he aprendido es la importancia de no quedarse en la palabra, sino ir al significado real de las cosas y a no tener miedo a lo desconocido,  hacerlo conocido dejando a un lado tabús y prejuicios.

Quería compartir este aprendizaje con vosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.