Mens sana in corpore sano

no me digas nada, sólo abrázame..

  • Cuando un conflicto está enrocado.
  • Cuando has dicho ya todo lo que querías y más y no logras salir del bucle.
  • Cuando por el contrario, no sabes que decir para explicar lo que sientes.
  • Cuando egos heridos son los que están frente a frente y  el dolor de lo que tu crees que te han hecho a ti te impide pedir perdón.
  • Cuando sientes que quieres tanto que lo demás no importa , pero lo demás está ahi.
  • Para consolar, transmitir, alegrar, reconfortar, cuidar, despedir, recibir..
  • Para todo eso y muchas más cosas que olvido…para todo eso sirve el abrazo.

abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.