Mens sana in corpore sano

Yoga ¿porque engancha?

Yoga

El yoga tiene algo de adictivo, un porcentaje de sus practicantes lo hacen combinándolo con otro deporte y de forma esporádica, pero la gran mayoría , en cuanto empiezan con el yoga dejan todo lo demás de lado.

¿Porqué produce ese efecto?

Tan sólo en el plano físico, las sensaciones que derivan de su práctica van mucho más allá del “estirar el cuerpo” . Si lo resumiera diría que cambia la relación con tu cuerpo, empiezas por observarlo, fijarte en como funciona, como se alinea, como respira , donde tiene tensiones y donde no; poco a poco vas ganando conciencia corporal y casi sin darte cuenta lo que antes era simplemente un envoltorio, un vehículo, una herramienta, se vuelve un compañero al que conoces, entiendes y eres capaz de cuidar.

El yoga te proporciona también enormes avances en  flexibilidad, fuerza, coordinación, pero en mi opinión el gran beneficio en el plano físico es esa nueva convivencia con tu propio organismo.

En el plano mental te proporciona calma, pero ¿como?; llevando nuestra atención al momento presente hacemos que el flujo constante de pensamientos que nos provocan preocupaciones cese. Te concentras en cada asana (postura de yoga) en como colocar la rodilla sobre el tobillo, como alinear las caderas, abrir el pecho, inhalar y exhalar y vas dejando fuera todos os pensamientos que no tengan que ver con lo que está sucediendo en cada instante. Cuando eso sucede en tu clase, sales de ella con una sensación de descanso mental muy diferente a las que conocías, y a medida que sigues practicando y empiezas a trabajar con tu respiración y a meditar, tu mente se educa en estar cada momento en el presente y estas mucho más centrado y en calma durante todo el día.

El efecto del yoga no solo lo sientes tú, también tu entorno al estar tú más tranquil@ y de buen humor ayudas a los dem@s a estarlo también. Para algunos te vuelves un poco bicho raro, hablas de cosas un tanto extrañas como de ponerte sobre la cabeza o abrir el pecho , escuchas música extraña y lees libros extraños y te vuelves un pelín más hippie, pero eres un bicho raro simpático, saludable y al que todo le parece bien.

Por estos y muchos otros motivos el yoga gana cada día nuevos alumnos, porque  transforma tu relación contigo mismo, con tu cuerpo, con tu mente y con tu alma, pero eso ya es tema para otra larga reflexión.

Namaste
(el ser que hay en mi reconoce al ser que hay en ti)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.