Mens sana in corpore sano

También en el deporte, ten en cuenta el factor emocional.

Diet Radisson Mens sana in corpore sano

Hoy me gustaría hablar, desde este espacio Diet Rádisson, del ejercicio físico.

Empecé a escribir un artículo sobre cómo ser constante, donde hablaba de: planificarse los días que vas a ir, quedar con alguien, marcarte objetivos y hacer seguimientos… pero lo cierto es que era bastante aburrido, así que decidí pensar en por qué yo, que toda mi vida he estado ”haciendo el esfuerzo” con mayor o menor éxito de hacer deporte, ahora había logrado integrarlo en mi vida como una pieza clave , imprescindible y muy satisfactoria.

Aquí tenéis la reflexión:

Practico deporte hace años, de hecho, desde siempre. No es que sea una gran deportista, soy más bien patosa; pero sí una convencida de que hay que hacer ejercicio como hay que comer y dormir.

Hace años empecé a practicar yoga, y ahora me doy cuenta de lo importante que es encontrar tu práctica. Me encanta, voy con ganas, me planifico las clases que más me apetecen, me apunto a talleres, disfruto y necesito practicar.

¿Como encontrar tu deporte?

Ese es el tema, si quieres hacer ejercicio de forma constante y que no te cueste,  es importante dar en el clavo. Normalmente se tienen en cuenta criterios físicos, capacidades , objetivos.. ¡y nos olvidamos de lo emocional! Buscar ese vínculo emocional es lo que en mi opinión puede ser la clave del éxito.

El deporte que practicas tiene un punto de proyección, sino porque cuando llegan los 40 empiezan las triatlones, queremos seguir siendo jóvenes y sentirnos ironman/woman.  Escuchemos a nuestro yo interno, niño/a y preguntémonos: ¿a ti que te gustaría ser de mayor? ¿Qué película se ha quedado en tu mente , en cuál te sustituyes por el protagonista?

El deporte hoy en día nos ofrece la posibilidad de crear un alter ego: Entras en el gimnasio, te quitas la corbata, o la falda tubo y te transformas por un rato en una bailarina de jazz, o en esquiador entrenando para su próximo slalom.

¿Flashdance o dirty dancing? : Lo tuyo es el D-move, te sentirás una estrella de Broadway cuando consigas coordinar esa fantástica coreografía.

¿Te encantan las pelis de acción? ¿Misión imposible?: Cardio kick boxing.

¿Te apetece algo más exótico? Tenemos danza del vientre, capoeira… y si lo que buscas es además de practicar ejercicio un reencuentro contigo mismo, ahí esta el yoga.

El aire libre nos permite transformarnos en marineros con la vela, en un solitario corredor de fondo, en una aventurera haciendo trekking, en Robin Hood con el tiro con arco… Hay tantas posibilidades que es imposible no encontrar algo que te apetezca.

Tenemos la suerte de que hay hoy en día muchísimas opciones creativas y divertidas para reintroducirnos en el mundo del ejercicio o hacer que, de una vez, integremos el hábito.

Dejemos volar nuestra imaginación, escuchemos nuestros  pequeños sueños y no dejemos el ejercicio en lo físico. Busquemos divertirnos, desahogarnos o quizás acercarnos a nuestro interior y hagamos de nuestra práctica algo completo.

Mens sana in corpore sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.