Mens sana in corpore sano

¿Te gustaría meditar y no sabes por donde empezar?

La meditación está de moda, es cool y además parece que a los que la practican les cambia la vida… pero el que no está metido en el tema no sabe ni por donde empezar.

Si no te han explicado nunca qué es meditar, es normal que te parezca imposible llegar a parar los pensamientos, tan difícil que te bloqueas y no encuentras el momento de ponerte con algo tan aparentemente inalcanzable.

Vamos a destruir barreras.

La meditación es el estado al que llegas utilizando unas determinadas prácticas que entrenan a tu mente a concentrarse, a estar 100% en el presente.

  • No consiste en dejar la mente en blanco, sino en enfocarse en el presente.
  • Las técnicas son sencillas, cualquiera puede hacerlo.
  • No requiere mucho tiempo, con menos de 10 minutos al día es suficiente.
  • No requiere de material, ni equipo, ni nada extra, sólo un espacio donde poder sentarte en silencio.

¿Cuales son sus beneficios?

  • A corto plazo, estas pequeñas prácticas son como un spa para la mente. Te proporciona una pausa que te ayuda a llevar mejor el día a día.
  • A medio plazo, educan a tu mente a centrase en el presente y liberarse con facilidad de esos pensamientos que te invaden y te evitan concentrarte y ser más eficaz.
  • Al estar en el aquí y el ahora, disminuimos  esas preocupaciones causadas por darle vueltas a situaciones que ya han pasado o anticipar problemas futuros. Disminuimos la mayoría de nuestras preocupaciones.

Los beneficios son enormes y la práctica es sencilla, y desde Diet vamos a acompañarte en ese reto con consejos y ejercicios que te guiarán y ayudarán para librarte de todo aquello que no necesitas.

¿Por donde empiezo?

Empieza por buscar el mejor momento y lugar para garantizar que durante los próximos días podrás sentarte cómodo durante 10 minutos, sin nada ni nadie que te moleste.

Primera hora de la mañana es un buen momento, pero lo importante es que puedas ser constante.

Utiliza una alarma que puedas programar para los minutos que vas a practicar, no mires el reloj.

¿Como me siento?

Busca la posición que te permita mantenerte con la espalda recta y sin apoyarla durante esos 10 minutos. Quizás sentado con las piernas cruzadas, o sobre los talones o en un taburete o en una silla pero sin apoyarte en el respaldo.

Mantener la espalda larga y erguida es importante por motivos que te explicaré más adelante, y apoyarla en un respaldo puede aumentar la posibilidad de que te duermas, uno de los obstáculos de la meditación.

¿Empezamos?

Dedícale 5 minutos hoy a prepararte para las futuras meditaciones. Siéntate cómodo y cierra los ojos.

Lleva la atención a la respiración, inhala y exhala por la nariz y concéntrate en sentir esas entradas y salidas de aire en tu cuerpo. Empieza simplemente observando como respiras.

Poco a poco, puedes ir alargando la respiración, de forma paulatina, sin forzar, sintiendo como fluye el aire, como entra y como sale.

Céntrate después en la posición del cuerpo, ve alargando la espalda con cada inhalación, relajando los hombros y elevando ligeramente el pecho.

Sigue centrado en la respiración y la construcción de la postura  hasta que suene tu alarma de 5 minutos.

¿Qué hago si me distraigo?

Seguro que te distraerás, estamos entrenado a tu mente, pero empezamos desde un estado de dispersión total, inherente a nuestro tiempo y nuestro ritmo de vida.

Cuando te distraigas y te des cuenta, lo que debes hacer es dejar ir el pensamiento al que te has enganchado (no es fácil, pero cada vez te irá costando menos) y llevar la atención al momento presente de nuevo, utiliza como ancla o como vínculo la respiración o el cuerpo.

Y sobretodo, que no te sepa mal distraerte. Es natural, te pasará muchas veces, forma parte del proceso, pero si eres constante verás que cada vez serás capaz de mantenerte más atento.

¿Necesitas un apoyo?

Pues claro, siempre puede resultar más fácil meditar con una guía.

Puedes hacer la meditación guiada, resultará igual de beneficiosa. Aquí te dejamos un áudio que seguro te irá genial:

 

¡Te invitamos a empezar hoy mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.